Desmantelamiento de Vialidad Nacional en Bahía Blanca: ¿Se avecina una emergencia vial?

0

Desmantelamiento de Vialidad Nacional en Bahía Blanca: ¿Se avecina una emergencia vial?

Vialidad Nacional en Bahía Blanca se encuentra al borde del colapso debido al desmantelamiento del organismo, despidos masivos, paralización de obras y la falta de presupuesto para el mantenimiento de las rutas nacionales. La situación, que afecta directamente a las dos obras significativas del distrito XIX: el Paso Urbano y la Autopista Bahía Blanca-Tornquist, pone en riesgo la seguridad de los usuarios y el desarrollo económico de la región.

Un organismo sin rumbo:

Con la eliminación de la Obra Pública, Vialidad Nacional ha quedado completamente a la deriva. No solo se han paralizado las grandes obras a nivel nacional, sino que también se ha producido un fuerte ajuste en el presupuesto destinado al mantenimiento y conservación de las rutas, trabajo realizado por personal de los 24 distritos que integran el organismo.

Despidos y falta de liderazgo:

En el distrito XIX de Bahía Blanca, la situación es particularmente crítica. A los despidos de ocho trabajadores se suma la falta de un jefe de distrito desde diciembre, lo que genera incertidumbre y dificulta la toma de decisiones. El 95% de los empleados actuales son contratados por tiempo determinado, lo que agrava la precarización laboral.

“Lo que vivimos en el ámbito del XIX Distrito de Vialidad Nacional es de incertidumbre total. No sólo no hay intenciones del Gobierno de reactivar las obras públicas, sino tampoco de mantener un presupuesto para satisfacer las mínimas necesidades de funcionabilidad”, la visión gremial del secretario general, Eduardo Palomo.

 “Desde que se fue Gustavo Trankels (actualmente es el secretario de Obras Públicas del municipio de Bahía Blanca) no se nombró al reemplazante. Eso también genera incertidumbre. ¿Por qué? Porque nadie acá tiene la facultad del jefe de distrito para autorizar eventuales partidas para cuestiones cotidianas y obras menores. Es muy importante tener un responsable en Bahía Blanca”, afirmó Palomo.

Obras paralizadas y rutas en riesgo:

El Paso Urbano y la Autopista Bahía Blanca-Tornquist, dos obras de gran importancia para la región, se encuentran completamente paralizadas y sin mantenimiento. Las empresas privadas que aún tienen contrato vigente con Vialidad Nacional no están cumpliendo con sus obligaciones, lo que pone en riesgo la seguridad de los usuarios.

“Lo mínimo que pretendemos es la seguridad en la ruta y hacer el mantenimiento mínimo. Si esto sigue así, en 5 meses van a ver baches donde entra media rueda”, advierte Diego Moro, secretario adjunto del sindicato del personal de vialidad nacional.

La situación de Vialidad Nacional en Bahía Blanca es insostenible. La falta de recursos, la paralización de las obras y la precarización laboral han creado un escenario propicio para una emergencia vial. Es necesario que las autoridades declaren la Emergencia Vial y tomen medidas urgentes para garantizar la seguridad de los usuarios de las rutas nacionales y evitar tragedias.

“Es inviable esta situación. No hay reuniones, no hay diálogos ni comunicaciones. La primera tanda de despidos parece adrede para decirte te cierro”, afirma Moro Diego.

Un llamado a la acción:

La comunidad de Bahía Blanca debe unirse para exigir a las autoridades que tomen medidas urgentes para salvar a Vialidad Nacional y garantizar la seguridad vial en la región. La seguridad vial no tiene precio.

Nuestro agradecimiento a los medios locales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *